SEMBLANZA DE UN HOMBRE DE ESTADO. FRAGA IRIBARNE

SEMBLANZA DE UN HOMBRE DE ESTADO. FRAGA IRIBARNE

Hay personalidades que marcan una época e imprimen carácter a los acontecimientos históricos llegando a convertirse en protagonistas activos de muchos de ellos . Manuel Fraga Iribarne  de quien se cumple en noviembre de 2022 su centenario, es uno de esos hombres que a través de sesenta años de servicio público y actividad política ha sabido ennoblecer su trabajo y convertirse en ejemplo vivo de ese concepto a veces tan poco entendido  como es  el patriotismo y el trabajo duro, con sus virtudes y defectos, aciertos y errores , pero siempre en una posición de responsabilidad y vanguardia  .

https://www.rtve.es/play/videos/personajes-en-el-archivo-de-rtve/manuel-fraga-trayectoria-personal/813010/

Este hombre de impulso envidiable y categoría intelectual sobresaliente , este hombre nacido en Lugo el 23 de noviembre de  1922, catedrático de Derecho Político, embajador y diplomático, ministro de Información y Turismo entre 1962 y 1969 – autor de la Ley de Prensa de 1966, primer paso para el logro de la futura libertad de expresión – , vicepresidente y ministro  de Gobernación en el primer Gobierno de la Monarquía ( entre diciembre de 1975 y julio de 1976 )   fundador de Alianza Popular ( luego convertida en  Partido Popular)  ponente de la Constitución de 1978, jefe de la oposición de centro-derecha de 1982 a 1989, y presidente de la Junta de Galicia entre 1990 y 2005.

Escribió  más de ochenta  libros ( entre ellos el excelente El pensamiento conservador español )  y sobre él se han publicado doce biografías del más variado interés y ensayos del calibre del publicado en 2003 por el profesor Velarde Fuertes : Fraga, o el intelectual y la política .

Sus orígenes políticos tras su brillante paso por la Universidad y las oposiciones se remontan a la década de los cincuenta del siglo XX.

El ministro secretario general del Movimiento, Jose Luis de Arrese  enfrascado en una institucionalización del régimen de Franco desde la óptica falangista  había sido  alertado del peligro  de la creación de una  Secretaría General Técnica de Presidencia – para controlar su gestión-  por Lamo de Espinosa , a la sazón  Director del instituto de estudios políticos . La idea había partido del ministro de la Presidencia . Luis  Carrero Blanco  que además traía a su candidato para dirigirla. El proyecto iba desde luego contra la estrategia de Arrese de convertir al Instituto de Estudios políticos en un laboratorio de ideas y estudios para todo el gobierno. Arrese  Lamo trataron además de evitar el ascenso del candidato recién descubierto,    Laureano López Rodó ( 1920-2000 )   . Arrese lanzó el nombre de  Manuel Fraga Iribarne ( 1922- 2012 )  para esa Secretaría General Técnica, pero la hora del  futuro Ministro de información y turismo , brillante y ambicioso ,  aún no había sonado .  Rodó sería el elegido. Desde la Secretaría General Técnica de Presidencia y siempre con Carrero se convirtió en el cerebro gris de la organización administrativa.

Tras el cese de Arrese, su sucesor José Solís decidió   mantener en el puesto el un tanto devaluado Instituto de estudios políticos  a Emilio Lamo de Espinosa ante sus amenazas de hacer público el boicot de los sectores monárquicos y católicos a los planes legislativos falangistas, lo que indudablemente hubiera complicado  los planes del nuevo Secretario General de reconstruir el consenso en el seno del Movimiento.  En 1961 Fraga sería su sucesor en el Instituto.  Pocos meses después era nombrado Ministro de Información y Turismo .

A lo largo de  su mandato ( 1962-1969 )  en que estuvo al cargo del ministerio, Fraga se convirtió en uno de los dos principales representantes (el otro era  el propio  Solís Ruiz) del llamado «sector reformista» (frente al llamado  «inmovilista») del régimen. Básicamente, esta tendencia propugnaba la necesidad de pequeñas reformas institucionales, para adecuar el régimen a lo que los cambios económicos y sociales exigían; entre ellas, y con la mente puesta en lo que pasaría tras la muerte de Franco, sugerían que el Consejo Nacional del Movimiento tuviese capacidad de iniciativa política, para dotarlo de la fortaleza necesaria para garantizar el proceso de continuidad hacia la monarquía . Borja de Riquer, La dictadura de Franco (vol. 9 de Josep Fontana y Ramón Villares (directores), Historia de España), Crítica / Marcial Pons, Barcelona, 2010, pág. 488-489.

Fraga Iribarne, brillante y audaz, criado en las filas falangistas ( recordemos su colaboración con Arrese )  revolucionó el panorama político en  el Ministerio de Información y Turismo entre el 10 de julio de 1962 y el 29 de octubre de 1969 . Había sucedido al católico – llamado a veces integrista-  Gabriel  Arias Salgado y a su vez fue sucedido por el  también muy  brillante – y menos liberal – Alfredo Sánchez Bella .

La Ley de Prensa liberalizadora de 1966  – que preocupó no poco a Carrero – la  explosión del turismo y de la marca España, la conmemoración del 25 aniversario de Paz ( incluyendo la película Franco, ese hombre, de Jose Luis Saenz de Heredia ), el referéndum para la Ley orgánica del Estado ( refrendado muy mayoritariamente en 1966  ) y la elevación de Juan Carlos de Borbón como sucesor a título de Rey en julio 1969 fueron hitos informativos seguidos, ejecutados, vividos por la gestión  de Fraga .

En 1969, año del estado de excepción que se produjo en torno al proceso de   Burgos, cesó como ministro. Fraga aprovecha  la corrupción del caso Matesa para hacer daño a los tecnócratas de Carrero Blanco en el gobierno, varios de los cuales estaban implicados. En efecto, Fraga , lejos de acallar el asunto, actúa casi como altavoz . Y los diarios del Movimiento se unen al acoso contra los ministros – todos del Opus Dei – que parece pueden quedar salpicados.  Finalmente Carrero ganó la batalla política , los condenados en  el juicio fueron en buena medida indultados y Fraga salió del Ejecutivo.

En  junio 1973 cuando Franco decide finalmente  y tras no pocas vacilaciones dejar la Presidencia del Gobierno, la terna que le propone el Consejo del Reino es altamente simbólica : Raimundo Fernández Cuesta – secretario general de la Falange fundacional de José Antonio y varias veces ministro –  Luis Carrero Blanco y Manuel Fraga Iribarne .  Franco elige a Carrero y se comenta  – al decir de Ricardo de La Cierva ) que musitó: Es una buena terna, el pasado ( Cuesta ), el presente (Carrero ) y el futuro (Fraga ).

El asesinato de Carrero el 20 de diciembre de 1973 altera todos los planes establecidos.   La sucesión de Carrero una vez que Torcuato Fernández Miranda, el vicepresidente , quedara enseguida descartado, se convierte en una agónica lucha por el poder y la supervivencia .

El nombre de Girón estuvo entre los seleccionados por Franco y Rodríguez de Valcárcel para conformar la lista que iba a ser enviada al Consejo del Reino; este organismo, que en teoría elegía, en la práctica se limitaba a presentar los tres nombres que le habían sido indicados y a continuación Franco procedía a designar jefe del Gobierno.   Según José  Utrera Molina,( en su imprescindible e impresionante libro de  memorias Sin cambiar de bandera )  entonces ministro de la Vivienda y próximo Ministro Secretario General del Movimiento ,  la  lista final la componían cinco nombres : el propio Rodríguez de Valcárcel, Girón, el almirante Pedro Nieto Antúnez, Manuel Fraga y Carlos Arias Navarro.

Arias parecía descartado al ser el responsable de la seguridad del Presidente asesinado . Franco eligió entonces al almirante Nieto Antúnez  (1898-1978 ), amigo personal del Jefe del Estado pero apenas solo seis años más joven que él . Vicente Gil, el médico de cabecera de Franco (Mis cuarenta años con Franco ) , falangista y políticamente incorrecto monta en cólera, le dice a su paciente que Nieto es incapaz, que no tiene prestigio militar y que puede estar envuelto en numerosos casos de corrupción. Franco vacila y da otros nombres entre ellos el de García Rebull ( Gil le dice que es hombre honesto pero que solo vale para mandar tropa ). El hecho es que después de haber dado orden para la designación de Nieto que acude a El Pardo y es felicitado por casi todos ( incluido Valcárcel ) pero poco menos que insultado en su misma cara por el valeroso e imprudente doctor Vicente Gil, la designación queda en el aire .

Girón y Valcárcel legalmente tenían que dimitir como Consejeros del Reino para ser propuestos  por ese mismo Consejo . Ya no daba tiempo según los plazos legales.  Vicente Gil – luego se arrepentiría diciéndoselo sin miedo al protagonista- y Antonio Urcelay , ayudante de la Casa Militar se inclinan entonces por Arias ( a quien Carmen Polo , la esposa de Franco también ve con buenos ojos ) . La razón es que es un “ franquista puro “ no ligado estrictamente  a las familias del Régimen . Pero Gil añade que Girón debe ser el vicepresidente,

Arias es finalmente nombrado Presidente y se niega en rotundo a contar con Girón en la vicepresidencia alegando que no quiere ser controlado.

El 23 de septiembre de 1976 Fraga  funda Alianza Popular . En un primer momento su proyecto era un partido de centro junto con José María Areilza y Pío Cabanillas , tal y como ha contado Ricardo de La Cierva . Sin embargo, finalmente serían los llamados por la prensa «siete magníficos. Junto a Fraga,  AP : Gonzalo Fernández de la Mora,( autor de ensayos como El crepúsculo de las ideologías, El Estado de Obras o El hombre en desazón )  Laureano López Rodó, Cruz Martínez Esteruelas, Federico Silva Muñoz, Licinio de la Fuente, Gregorio López Bravo y Enrique Thomas de Carranza. En breve se uniría también Fernando Suárez , el ultimo titular de la cartera  de trabajo de los gobiernos de Franco  . Salvo Carranza todos habían sido Ministros .

El centro – y toda la estructura del Movimiento – quedaría bajo el control de Adolfo Suárez, el gran artífice junto al Rey Juan Carlos I y Torcuato Fernández Miranda de la transición del franquismo a la democracia .

Durante 1977 y 1978 colabora en la redacción de la Constitución Española, formando parte de la ponencia en representación de AP, junto a los centristas Gabriel Cisneros, José Pedro Pérez-Llorca y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, el socialista Gregorio Peces-Barba, el comunista Jordi Solé Tura y el nacionalista catalán Miquel Roca .

En 1989 tras varias derrotas electorales y la defección de su delfin , el secretario  general, Jorge Verstrynge Rojas  se celebra el congreso de la refundación, AP pasa a ser el Partido Popular, integrando  en aquel momento en un solo partido  a las corrientes liberal, democristiana y conservadora. Pero como Moisés el fundador no podría ganar la Tierra prometida del Gobierno de España tras ser derrotado por Felipe González (PSOE ).  El entonces presidente de Castilla y León, un joven José María Aznar, es designado candidato a la presidencia del gobierno en 1989 . Y en 1996 Aznar obtendría por fin el triunfo electoral soñado por AP y PP desde 1977 .

Este hombre, Manuel Fraga Iribarne, logró en 1989, como culminación de una brillante carrera política en la que sólo ha faltado – y es una injusticia histórica – la presidencia del Gobierno español, el gobierno de la Junta de Galicia. Durante el período 1989-2004 , bajo su mandato de quince años , Galicia se ha transformado de manera evidente con infraestructuras, equipamiento, expansión del turismo y riqueza. Desde Galicia participó activamente en el proceso de desarrollo autonómico, aumentando el techo competencial gallego sin dejar de lado la gestión. Hubo sombras junto a las numerosas  luces, pero su carisma , capacidad de trabajo y presencia política fueron indudables.

Tras su paso por Galicia Fraga retornó a la política nacional ocupando un puesto en el Senado y cumpliendo su trabajo hasta el límite de sus fuerzas y hasta el final de sus días .  El 15 de enero de 2012 , a los 89 años, Fraga fallecía en Madrid dejando el ejemplo de una obra fecunda , de una vida honrada, con sus aciertos y errores , como cualquier ser humano , pero con un bagaje impresionante que constituye un referente de primer orden para cuantos nos dedicamos a la esforzada y apasionante labor de la política .

Cuando una vida completa su ciclo y un hombre entrega sus horas, es difícil encontrar las palabras . Cada uno expresa sus recuerdos, los que le conocieron y trataron en profundidad, los que tuvieron el privilegio de trabajar a sus ordenes en las diferentes administraciones y responsabilidades , los que – finalmente – han seguido su carrera que atraviesa  varias generaciones y muy diferentes escenarios políticos y pueden juzgar sus logros , su bagaje final .

Manuel Fraga desarrolló su punto de vista político e intelectual  en multitud de libros , muchos de ellos de gran contenido político y jurídico . Y expresó sus memorias llenas de datos, hechos y resultados en los volúmenes de Memoria breve de una vida pública . Por encima de aciertos y errores, de avatares políticos diversos y sometidos a polémica y debates, lo cierto es que Fraga ha protagonizado una serie de núcleos fundamentales en la vida política del ultimo siglo en España :  el compromiso con una política de hechos, reformas y resultados muy visible en sus años de gobierno tanto en el Gobierno de la nación como en la Junta de Galicia . Pero a todo ello hay que añadir en el nivel más propiamente personal una honradez absoluta, un carisma considerable y una capacidad intelectual sin parangón en las últimas décadas.

Manuel Fraga trabajó por su país y por aquello en lo que creía, con vocación de servidor público en el más noble sentido del término , hasta el último día de su larga y fecunda existencia . Y para los que trabajamos en esa brecha , tantas veces ingrata y otras tantas maravillosa, ese legado es el  mejor compromiso, y a la vez el  reto más importante : cumplir con nuestro deber , ejercer nuestra vocación de servicio y ayudar a mejorar las condiciones de vida de quienes nos rodean . Estar – en suma y como señalaran Ortega y Julián Marías – a la altura del tiempo.

2 Comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú